Las Fiestas de San Marcos en la Actualidad

 

   Las Fiestas del Toro Ensogado en Honor a San Marcos, es un acontecimiento festivo-cultural importante en nuestra localidad, desarrollándose en un ambiente espectacular, festivo, de alegría, diversión, y sobre todo de ambiente torero.

   Estas fiestas atesoran una larga tradición. Indicar que las fiestas de San Marcos tienen un apartado específico en el Reglamento de Festejos Taurinos Populares de Andalucía, en donde se recogen aquellos Festejos Taurinos Populares con una tradición acreditada en varios pueblos de Andalucía, entre los que se encuentra el nuestro, Arroyo del Ojanco. Al mismo tiempo destacar la afición y admiración al toro que existe en nuestro municipio, transmitida de padres a hijos, y ese espíritu de respeto que se da a los toros en nuestro pueblo por parte de todos los vecinos.

   Algunos de los actos más importantes de estas fiestas son los desencajonamientos, el "cascado" del toro y el correr de reses bravas ensogadas por el recinto de la localidad.

   En la actualidad, los ciudadanos se agrupan en Peñas, que organizan desde las viandas hasta la compra de un toro. Desde las Peñas, los más toreros ensogan, torean y recortan al toro por la plaza y las calles del recinto.

   La Hermandad del mismo nombre y las Peñas corren aproximadamente 60 reses ensogadas por el extraordinario recinto del que goza el municipio. Recortes, pases y algún que otro revolcón, no faltan en el recinto repleto de público. Tras el encierro de las reses, se disfruta de noches intensas con la celebración de verbenas.

   Los encargados de la organización de las fiestas son la Hermandad de San Marcosen colaboración con el Ayuntamiento y numerosas Peñas. Esta Hermandad coordina la compra de las reses, junto con las Peñas, y gestiona su venta como carne, así como todo el papeleo que lleva consigo la fiesta por delegación del Ayuntamiento.

   La Hermandad se encarga del aspecto taurino y de mantener viva la fiesta. Trabaja durante todo el año para recaudar fondos para engrandecer aún más la fiesta. Con la Hermandad colabora todo el pueblo, aunque siempre hay vecinos más taurinos que se entregan y lo viven más intensamente.

   Si la palabra Hermandad, como coordinadora de esta amplia fiesta, significa fraternidad y afecto, las Peñas son la continuación de esta amistad de puertas abiertas a todos lo que nos visitan. Tras su intenso trabajo durante todo el año, en estos días cada una de ellas son auténticas embajadoras de Arroyo, de la hospitalidad y amistad de sus gentes.

   Las Peñas, en número considerable (nos llevaría horas nombrarlas a todas), ponen alegría y cordialidad a estas fiestas. Abren sus locales engalanados y equipados para que estos días sean el "paraíso terrenal", las cuadrillas preparan sogueros, collares y aparejos para demostrar su habilidad, mientras las reses compiten en bravura y belleza.